Calcular precio de un producto

Descubre cómo calcular el precio de venta para tus productos

Cuando comienzas un negocio te enfrentas a un reto importante: establecer un valor de venta para tus productos que resulte atractivo para los clientes potenciales, pero que, al mismo tiempo, genere ganancias. Ahora bien, sabemos que no es una tarea fácil, pues depende de factores como el mercado objetivo, los costes en el proceso de producción y los posibles competidores. Pero la buena noticia es que, para ayudarte a calcular el precio de venta adecuado para tus productos, hemos preparado este post con todo lo que necesitas saber sobre el proceso. ¿Estás listo? ¡Lee este contenido hasta el final!

Tabla de contenido

¿Qué es el precio de venta?

 

El precio de venta es el importe que paga el cliente al vendedor para poder adquirir determinados bienes o servicios. Es decir, el precio de venta es el valor final que tiene un producto o servicio en el mercado.

Determinar el precio de venta de un producto va más allá de aplicar una fórmula. Son muchos los factores, tanto internos como externos, que influyen en él y, por ello, hay que conocerlos bien para saber cómo establecerlo correctamente.

En este sentido, es necesario tomar decisiones estratégicas para encontrar un punto de equilibrio entre lo que inviertes y lo que ganas. Si tus precios son demasiado altos, será difícil conseguir un buen nivel de ventas. Por el contrario, si tus precios son muy bajos, será complicado alcanzar un buen margen de utilidad.

>> Aprende a hacer un informe contable profesional que atraiga y enamore a tus  clientes. ¡Obtén la guía y comienza! <<

Métodos para fijar el precio de venta de un producto

 

Estos procesos sirven para calcular el valor para la venta que tendrá un producto o servicio en el mercado. En ellos intervienen diferentes aspectos como la oferta y la demanda, la percepción de marca, el costo de producción, entre otros.

A continuación, listamos algunos de los principales métodos de fijación de precios para que puedas elegir el más adecuado para tu negocio:

1. Por la forma en la que se determinan

 

Fijación de precios basada en los costes

 

Este método es uno de los más sencillos y, sin duda, el más utilizado por emprendedores que recién están iniciando su negocio. En este caso se toman los costes de producción —incluyendo alquiler, materias primas, transporte, mano de obra, etc.— y el margen de beneficios deseado como base para fijar el precio final del producto.

Fijación de precios por demanda

 

También conocida como fijación dinámica de precios, es un método flexible que se centra en el consumidor, el valor que le da a un producto y cuánto está dispuesto a pagar por él.
Es muy usado por aerolíneas, hoteles, centros turísticos y empresas de movilidad que aprovechan los comportamientos de los consumidores para ajustar los precios en tiempo real e impulsar sus ventas.

Fijación precios en relación con la competencia

 

Aquí se deben considerar los precios que los competidores han fijado para un producto o servicio con características similares. En este método se pueden plantear en 3 escenarios diferentes:

  • Precios primados. Los productos se venden a un precio superior al de la competencia. Se aplica especialmente cuando el producto o servicio ofrece alguna utilidad o beneficio extra.
  • Precios descontados. Los precios son más bajos que los de la competencia, lo que resulta muy útil para llamar la atención de los consumidores. Sin embargo, puede ser peligroso para la rentabilidad de la empresa y su supervivencia en el mediano y largo plazo, sobre todo cuando no hay muchos recursos disponibles.
  • Precios medios. En ese caso, los precios son similares a los de la competencia.

 

Aprende todo lo que necesitas sobre el estado de resultados en este artículo y empieza a mantener claras tus cuentas. Haz clic aquí.

[CTA][ECU]PRODUCTO][4][SISTEMA CONTABLE ONLINE]

2. Según el volumen de operación

 

Al por mayor

 

Es aquel que se paga directamente a los fabricantes al adquirir grandes cantidades de un producto que generalmente son revendidos.

Al por menor

 

Es el que paga el consumidor final en establecimientos minoristas como tiendas departamentales o supermercados. Una forma simple de calcular el precio de venta al por menor es aplicando la siguiente fórmula:

Precio de venta= [(costo del artículo) ÷ (100 – porcentaje de ganancia)] x 100

3. Si van a aplicarse o no descuentos

 

Bruto

 

Es el valor comercial de un producto antes de que se le aplique algún tipo de deducción por impuestos, ofertas, tasas o recargos. Este importe debe ser suficiente para cubrir los costes de producción y obtener un posible margen de ganancias.

Neto

 

Es el que va a pagar el cliente tras aplicar los impuestos, deducciones y/o descuentos.

Otras formas de calcular el precio de un producto

 

  • Precio Keystone. Los costos de venta al por mayor se duplican para poder determinar el precio.
  • Precios múltiples. Varios productos son vendidos a un precio único, lo que crea una percepción de valor más elevado por menor coste.
  • Precios de descuento. Ajustar los precios con los descuentos de temporada para aumentar el tráfico de compradores.
  • Precios psicológicos. Utilizar precios que terminan en un número impar como 5, 7 o 9, ya que suelen tener una percepción positiva y aumenta la posibilidad de compra.
  • Precios ancla. Se enumera tanto el precio de venta como el precio original para cuantificar el ahorro que el cliente percibirá.
  • Precios de penetración en el mercado. Incursionar en un mercado a un precio muy bajo frente a competidores con precios más caros.

 

IMPORTANTE: No todos los métodos de fijación de precio funcionan para todos los tipos de negocio; cada marca deberá elegir el método, hacer el cálculo y decidir qué funciona mejor para sus productos y objetivos de mercado.

[CTA][ECU][CLUSTER][4][APRENDE HACER UN INFORME CONTABLE]

Factores que inciden en el precio de venta

 

Al momento de definir el precio de venta de un producto o servicio son varios los elementos que se deben considerar. A continuación, detallamos algunos de los aspectos más importantes:

Costo del producto

 

Se trata de los precios de las materias primas usadas para producir el producto o el precio unitario del producto en caso de que compres artículos para revender.

Salarios

 

Valor que debes destinar todos los meses a pagar los sueldos de tus empleados (incluyendo el tuyo).

Publicidad

 

Los gastos que conlleva promocionar tus productos o servicios, ya sea en medios digitales o tradicionales, como los folletos o volantes.

Herramientas de pago

 

Las pasarelas de pago son aplicaciones de terceros que se agregan a una tienda en línea para hacer cobros seguros. Algunas de estas pasarelas no tienen un costo inicial, pero sí cobran un porcentaje por cada transacción y una comisión fija más IVA que debes considerar.

Logística

 

Los gastos que destinas para el envío, traslado o distribución de los productos.

Plataforma

 

Algunas plataformas de comercio electrónico tienen costos mensuales o costos de mantenimiento que debes incluir en el cálculo.

Factores para calcular el precio de venta de un producto

4 recomendaciones antes de calcular el precio de venta de tu producto

 

1. Evalúa el segmento del mercado al que tu producto o servicio va dirigido. Identifica cuáles son los elementos que diferencian a tu marca o producto de la competencia y los precios estándar de tu industria. Utiliza esa información como referencia para decidir si quieres definir un precio más elevado o vender a un precio más bajo.

2. Analiza las características de tus productos y define cuál será tu propuesta de valor.

3. Establece los costos fijos y variables para que puedas darte una idea de los ingresos brutos que tendrás que generar para cubrir todos los costes. Dentro de los costos fijos y variables se incluyen:

  • Costos variables

Son los que dependen del volumen de la operación del negocio. Por supuesto, aquí están las ventas, pero también la gestión del stock o inventario y la logística. Para ser rentable, el precio de venta del producto debe superar el valor de los costos variables.

  • Costos fijos

Son aquellos que se mantienen estables con independencia del volumen de ventas. Acá podemos incluir: el alquiler de la oficina, el pago de servicios (teléfono, Internet, luz, seguridad, etc.) y la papelería.

Por supuesto que, a lo largo del año, estos pagos pueden variar por factores como la inflación. Lo que queremos que te quede claro es que no se van a modificar si vendes más.

4. Define tu porcentaje de utilidad deseado y asegúrate de que sea un valor realista que te permita continuar operando y expandirte.

Entonces, ¿cómo calcular el precio de venta de un producto?

 

A continuación conocerás los cinco pasos indispensables que te ayudarán a determinar el precio de tu producto:

Paso #1. Establece el coste unitario

 

Suma los costos fijos y variables y divídelos por la cantidad de bienes producidos. Esto definirá el precio mínimo que deberá tener tu producto sin significar una pérdida para tu empresa.

Formula costo unitario

Paso #2. Define el margen de beneficio

 

Haz una estimación de cuántos productos crees que venderás en el año. Después, divide el objetivo de ingresos entre el número de productos y tendrás una aproximación completa del precio que debes asignar a tu producto.

Paso # 3. Conoce a tu público objetivo

 

Entender quién comprará tus productos es quizá el punto más importante a analizar; porque las necesidades y demandas de los clientes son cambiantes, no solo en lo concerniente al producto o servicio, sino también con la forma de adquirirlo y consumirlo. Por este motivo, estudia bien el público objetivo, sus hábitos de consumo y su poder adquisitivo.

Hazte las siguientes preguntas: ¿qué es lo que realmente necesitan?, ¿qué beneficios obtienen tus clientes al usar tu producto o servicio?, ¿lo están encontrando en el mercado?, ¿y qué precio están dispuestos a pagar por el servicio que buscan?

Paso #4. Haz una investigación de mercado y los posibles competidores

 

Aunque parece una obviedad, te sorprendería saber la cantidad de emprendedores que se lanzan al mercado sin saber a quién tienen enfrente. Enamorados de su servicio, muchos asumen incluso que nadie puede ofrecer lo mismo. Y al momento de salir a vender, se enfrentan con la dura realidad. No solo necesitas saber quiénes son tus competidores y cuánto cobran, sino también cuáles son sus precios y si cuentan con algunas ventajas, como una alianza con proveedores o el respaldo de un gran corporativo.

Calcular el precio de venta de tus productos es una tarea difícil que involucra a diferentes factores y que necesita, ante todo, de investigación y análisis para lograrlo; además de tiempo y esfuerzo. ¡No hay fórmulas mágicas!

Estamos seguros de que, con toda la información compartida, lograrás encontrar un equilibrio para establecer tus precios, así que: ¡Adelante! ¡Manos a la obra!

Recuerda que si buscas una forma rápida y sencilla de hacer el cálculo, lo mejor que puedes hacer es implementar un software especializado que, además, te permita aplicar sin errores los impuestos necesarios y llevar un control estricto de ingresos y gastos para mantener la contabilidad al día.

Sin Comentarios

Escribe un Comentario

Top